‘Bleisure’, una gran oportunidad para los destinos

[:es]‘Bleisure’, una gran oportunidad para los destinos[:en]‘Bleisure’, a game-changer to revitalize any destination[:]

¿Quién dice que un viaje de negocio no puede ser un viaje de placer? Los ejecutivos y los empresarios han comenzado a diseñar viajes inteligentes donde cumplen con sus objetivos de negocio y además, también pueden darse la oportunidad de conocer el destino donde estén viajando.

De aquí nace el termino bleisure, que combina ‘business’ y ‘leisure’ (negocio y placer), lo que significa añadir un componente de ocio a los viajes de negocio.  En la actualidad, esta considero como una de las grandes tendencias del turismo a nivel mundial.  El bleisure combina un viaje de trabajo con uno o varios días extras de ocio en el destino donde se encuentran. El profesional además de aprovechar mejor el tiempo de estancia se encontrará más descansado y su rendimiento será mayor. Existen datos que verifican que un 58% de los viajeros de negocio añaden en sus viajes estancias extras para descubrir la ciudad de destino por su cuenta.

Esto también supone una gran oportunidad para las agencias de viajes, hoteles y otros servicios del sector turístico, donde deberán tener en cuenta la personalización de sus servicios para este nuevo segmento de viajeros.

El bleisure también es una oportunidad para la economía, según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) el turismo de negocios genera en España 13 mil millones de euros, lo que supone el 13% del total del gasto turístico que realiza el conjunto de la demanda española y extranjera. También supone una extraordinaria oportunidad en términos de impacto económico ya que su gasto diario supera el del turista vacacional en un 32% (109,14€ frente a 82,78€).

Este turismo de negocio favorece la reducción de la estacionalidad al tener una distribución continua durante el año favoreciendo la actividad los días de labor. Su estancia al ser menor genera un consumo inferior de recursos públicos y también, induce un mayor impacto económico y una mayor contribución fiscal.

En definitiva, el bleisure es una tendencia que ha llegado para quedarse y con la que un viaje de negocios se convierte en algo más. Los ejecutivos que viajan con frecuencia ahora cuentan con un motivador adicional, lo que supone un valor añadido para los empleados. Esta tendencia seguirá tomando fuerza gracias al interés y empuje de la generación millennial y de las que están por venir.

Sevilla se encuentra en la cima del sector de viajes por motivos empresariales, gracias a sus nuevas ubicaciones y a la organización de eventos por parte de empresas externas internacionales

Leave Comment